Bendita primavera.

 

La semana pasada asistimos a otro conflicto mediatizado cuya cola se prevé larga y controvertida. Conflicto porqué hubo agresiones (injustificadas o no, he aquí el corazón del debate); mediatizado porqué una vez más allí estaban las cámaras para no dejar escapar ningún detalle y si se tercia, añadir más sustancia al asunto. 

A estas alturas todo el mundo sabe lo que ocurrió en la plaza universidad y en los aledaños de la plaza de Sant Jaume. Todos sabemos lo que ocurrió porqué lo hemos visto, lo hemos leído, algunos incluso lo habrán vivido, pero a todos nos invade la misma sensación contradictoria….creemos saber, pero nos invaden las dudas. Dudas ante lo que nos han mostrado pero que, muchas veces nos resistimos a creer, o dudas ante lo que no hemos visto aún pero sabemos que ocurrió.

Sea como fuere, la mediatización comporta estos riesgos. Al final uno no está seguro de cuales son los hechos informativos y cual es la verdad en todo el embrollo. Por la televisión vimos cargas brutales, aparentemente injustificadas, que se cobraron las frentes de reporteros gráficos y hasta la inocencia de un pobre niño que solo paseaba con su madre. Pocos días después aparece un video del desalojo del rectorado de la universidad donde observamos unos mossos pacíficos ante un grupo de alumnos que poco a poco van caldeando los ánimos. ¿Cargas injustificadas? seguramente, pero no en todos los casos. ¿Provocación de los manifestantes? puede, pero tampoco en todos los casos. Y es aquí cuando entra en juego el grave error de la generalización, que todo lo mide con el mismo rasero sin particularidades ni excepciones. Es la generalización la que nos arrastra a la equivocación, a la duda. Y la generalización es obra del cámara que graba, del técnico que edita, del locutor que comenta y del espectador que juzga. Todos formamos parte de una cadena que recoge unos hechos y los manipula hasta darles la forma deseada. Porque…¿qué es más fácil, culpar a las fuerzas del orden y a su disuasoria presencia o a unos pobres estudiantes desencantados con el sistema?

Supongo que muchos dirán que esto ha pasado siempre y rescataran recuerdos de dias oscuros corriendo delante de los grises. Pero ¿no es ese argumento tremendamente preocupante? ¿Volver de esta manera al pasado más rancio e intransigente, en pleno 2009, a punto de terminar la primera década de este siglo XXI?

Al final, ni yo mismo sé argumentar mis pensamientos. Y siento que esta entrada solo sea humo y preguntas lanzadas al aire. Pero es un claro reflejo de los sentimientos que me producen este tipo de acciones. Todo es humo, palabras vacías. Ceses de responsables, estudiantes que amenazan con algo más grande y mejor. Palabras y palabras que se las lleva el viento de esta primavera que acabamos de estrenar.

O tal vez sea tan solo eso…….esta  primavera que nos altera la sangre a todos.

Anuncios

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: