Parto flex.

Hoy he visto otro ejemplo intachable del poder de la publicidad. De nuevo un anuncio, sencillo, puro, limpio, donde la palabra y el discurso son el arma principal para convencer al espectador.

En él vemos y escuchamos a una mujer hablando sobre el parto de su segundo hijo y nos trata de convencer que el mejor lugar para hacerlo es en casa, en la propia cama. Intereses publicitarios a parte (adivinad que es lo que se anuncia) este anuncio transmite una paz interior, una harmmonia y una belleza solo identificable con momentos tan íntimos y cruciales como lo es un parto. 

Hasta yo, siendo hombre, he querido por un momento vivir algo parecido. Juzgad vosotros mismos.

 

Anuncios

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: